Facebook   Rus

El retorno de sanguijuelas: la Hirudoterapia en el siglo XXI


Hipócrates dijo: "El médico trata, la naturaleza cura".

La sanguijuela es sólo una parte de la naturaleza, su pequeña pero muy eficaz herramienta, una "mini bio-fábrica" que proporciona a nuestro cuerpo más de 100 sustancias biológicas que se encuentran en sus glándulas salivales y poseen un pronunciado efecto antiinflamatorio, analgésico, anticoagulante, hipotensor, desintoxicante e inmunoestimulante.

Hirudoterapia, la aplicación de sanguijuelas medicinales, ha sido una terapia que ha venido usándose desde las antiguas civilizaciones hasta principios del siglo XX como tratamiento indispensable para diversas dolencias.

Su uso es conocido desde el año 3.500 a.C. Los primeros indicios históricos se pueden encontrar en fuentes arqueológicas de babilonios y egipcios, en las pinturas de las tumbas faraónicas de la dinastía XVIII (1567-1308 a. c.), en la Biblia y en el Corán.

Las primeras referencias documentadas sobre el uso curativo de las sanguijuelas datan del siglo III a. C.y aparecenenlas obras indias más importantes de la medicina antigua Ayurveda, (Charak Samhita, Susrut Samhita, Astang Hridaya). Estas obras dedican capítulos completos a describir con detalle sus bondades curativas y aplicaciones, que forman parte de uno de los procedimientos de la purificación de la sangre, según el cual los humores viciados en ella deben ser expulsados del cuerpo.

Dhanvantari, el dios de Ayurveda, aparece sosteniendo una concha, un disco de energía, una sanguijuela y una olla con ambrosía celestial en sus cuatro manos.


Tras haber alcanzado su punto álgido a comienzos del siglo XIX, el uso de sanguijuelas fue abandonado a partir de mediados del siglo XIX. La Hirudoterapia, prescrita abusivamente para luchar contra todos los males, desde la tuberculosis a las fracturas, pasando por la histeria, pierde su popularidad para ser finalmente redescubierta.

Ahora, a comienzos del siglo XXI, la Hirudoterapia ha regresado a la práctica con mucho éxito contra los dolores de origen nervioso, muscular, articular, las inflamaciones, infecciones, problemas de riego sanguíneo, la congestión venosa, etc. La medicina oficial también reconoce sus méritos en varios campos, como la microcirugía reconstructiva y los trasplantes, utilizando su gran capacidad de ralentizar el proceso de la coagulación de la sangre y restablecer el flujo sanguíneo regional.

Cabe destacar, que hoy en día la eficacia de la Hirudoterapia está reconocida oficialmente en muchos países europeos y en EE.UU.

La FDA de EE.UU (Administración de Alimentos y Fármacos)ha autorizado en el año 2004 a la empresa francesa Ricarimpex SAS la comercialización de sanguijuelas Hirudo Medicinalis, como el primer tratamiento con dispositivo vivo.

La introducción de la Hirudoterapia en Estados Unidos ha vuelto a popularizar los métodos de la medicina alternativa, cuyo uso aumentó un 45%, según el Centro Nacional de la Medicina Alternativa.

Las principales ventajas de la terapia residen en que no tiene efectos secundarios ni consecuencias negativas y tiene pocas contraindicaciones. Se trata de un procedimiento seguro e indoloro. Cada ejemplar de Hirudo medicinalis es de uso único y no puede ser reutilizado.

Este peculiar animal no es sólo una potente bomba de succión. Es una verdadera fábrica fármaco-química que moviliza a numerosos investigadores a estudiar los compuestos químicos y enzimas que se esconden en su saliva. La sanguijuela ha conseguido adaptarse perfectamente al medio ambiente desde hace millones de años. “Desarrolló una estrategia para alimentarse, con el fin de evitar que su huésped se dé cuenta de su presencia, inyectando en el cuerpo un anestésico, un antiinflamatorio y un anticoagulante”, explica Michel Salzet, director del laboratorio de Neuroinmunología de los Anélidos del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y máximo especialista francés de las sanguijuelas.

Uno de los aspectos más destacables del uso de las sanguijuelas medicinales es el conjunto de componentes presentes en su saliva.


Según los resultados obtenidos en el Instituto de Química Bioorgánica RAS (Moscú, Federación Rusa) existen más de 100 sustancias biológicas en la saliva de la sanguijuela Hirudo Medicinalis que aportan su beneficio al cuerpo humano, proporcionando el efecto anticoagulante, anestésico, antiinflamatorio, hipotensor (disminuye la presión arterial) , trombolítico (disuelve los trombos), desintoxicante e inmunoestimulante.

Destacamos algunas de ellas:

Hirudina - anticoagulante natural más potente conocido. Ralentiza el proceso de coagulación de la sangre.

Orgelasa- promueve la formación de nuevos vasos sanguíneos y capilares, aumentando su permeabilidad, reduce la hinchazón.

Destabilasa-proporciona el efecto trombolítico(disuelve los trombos).

Apirasa- enzima que determina la acciónantiesclerótica y aumenta la tolerancia del organismo a la glucosa, lo cual es importante en la prevención de la diabetes.

Es tan evidente el impacto positivo de la aplicación de las sanguijuelas Hirudo Medicinalis sobre el estado de las personas con diferentes patologías, que los científicos de Alemania, EE.UU, Rusia, India, etc. siguen investigando los efectos de su aplicación.

Es importante mencionar las tecnologías modernas de la Hirudoterapia descubiertas últimamente, que permiten ampliar el campo de su aplicación y entender aun más su eficacia.

  • Efecto Bioenergético (energético-informativo). (A.I Krashenyuk, S.V. Krashenyuk, 1993)

Los científicos concluyen: “La sanguijuela medicinal es una herramienta eficaz para la corrección del campo bioenergético humano, es decir, un tratamiento natural que garantiza la restauración de la configuración y densidad del campo bioenergético”.

En este trabajo se utilizó por primera vez el término "aguja viva", con la aplicación de sanguijuelas medicinales en los puntos de acupuntura y en los centros energéticos (chakras), según los cánones de la Medicina Ayurvédica, adoptandoel término "Hirudopuntura" para este procedimiento.

  • Efecto neurotrófico. (A.I Krashenyuk, S.V. Krashenyuk, N.I. Chalisova, 1996)

El descubrimiento de los factores neurotróficos (NTF) de Hirudo medicinalis se convirtió en un hito en la comprensión de la efectividad de la aplicación de las sanguijuelas a las personas con patología neurológica.

Los NTF (neurotrofinas) en nuestro cuerpo son responsables de mantener el fenotipo de las neuronas y su supervivencia. También proporcionan plasticidad al sistema nervioso en su funcionamiento, sus cambios estructurales y funcionales que acompañan a los procesos de aprendizaje y a la memoria, la respuesta al estrés psicológico y los cambios hormonales.

Basándose en este descubrimiento, el académico Baskova I.P. y su equipo de la Universidad Estatal de Moscú encontraron que al menos tres componentes de la saliva de las sanguijuelas tienen un efecto neuroestimulante: la destabilasa, la bdelastasina y la bdellina B.

  • Efecto acústico (Krashenyuk A.I., D.I. Frolov, 2001)

En el año 2001 fue descubierta la emisión acústica de la sanguijuela medicinal durante la succión de sangre.


Los autores de este descubrimiento, por primera vez en el mundo, han averiguado que durante el proceso de la succión, la sanguijuela Hirudo medicinalis genera impulsos acústicos en la banda de 25 KHz a 250 KHz pudiendo alcanzar incluso los 550 KHz. Los impulsos acústicos actúan prácticamente sobre todos los órganos y sistemas del organismo, generando un cambio en los ritmos de vibración (características de frecuencia), llevándolos al nivel óptimo, al nivel del número áureo o de oro, es decir, a un estado de homeóstasis característico del estado de una persona totalmente sana.

Estos descubrimientos de nuevas y numerosas propiedades y capacidades de la Hirudoterapia fueron reconocidos y certificados por la “Agencia Internacional de Records y Logros” (Libro Guinness) el 19 de octubre de 2010.

.

.

.

Elena Bogoslovskaya


Hirudoterapeuta

C/Goya nº83, 1º- Izqd

Centro Lua

Tel: +34 692 155 114

Email: info@hirudopuntura.com

Публиковалась в " LINDA "№20 (2013) 11 марта 2013 3927 просмотров